Alquiler de apartamentos por días en La Viña

El barrio de La Villa no es simplemente otro más de los que conforman el centro histórico de la ciudad de Cádiz. Este emblemático barrio es de visita tan obligada que ningún viajero podría asegurar que ha visitado Cádiz sin haberlo recorrido y pisado sus antiguas calles.

Su edificación comenzó hacia el siglo XVIII, porque el auge del comercio de la ciudad con América había forzado un incremento demográfico importante y toma este nombre de la dedicación de esta zona al cultivo de la vid antes de ser urbanizada. Desde entonces, se convirtió en un centro muy popular, habitado por gentes muy abiertas y acogedoras que desempeñaban su actividad pesquera en La Caleta.

No te pierdas el ambiente más genuino, alquila tu casa de vacaciones en la Viña

alquiler apartamento vacacional La Viña

Eso hace que ésta sea una de las zonas más características de la ciudad, con la relación amistosa de sus vecinos y la forma festiva en que disfrutan la vida en la calle y en la cercana playa de La Caleta. Porque, si decides disfrutar de un apartamento o piso en La Viña para disfrutar el sabor gaditano auténtico tienes a tu disposición esta hermosa playita urbana, con mucho encanto y un ambiente familiar, con unas estupendas puestas de sol.

Disfruta de un alquiler turístico el rincón más imprescindible de Cádiz

El barrio de La Viña tiene algunos de los lugares monumentales más interesantes de la ciudad, como los castillos de San Sebastián y de Santa Catalina, dos bastiones defensivos para frenar los ataques de los navíos ingleses que flanquean a la playa de La Caleta. En la actualidad sirven para exposiciones, conciertos y otros eventos y ofrecen unas hermosas vistas desde sus miradores. En la playa también se encuentra el edificio del antiguo Balneario de la Palma y podemos visitar los baluartes de los Mártires y de los Capuchinos, así como el antiguo Hospicio Provincial y las Iglesias de la Palma y de Santa Catalina.

Se puede decir sin miedo que en el barrio de La Viña podrás comer el mejor pescadito frito de toda la ciudad. Porque la Viña es todo un monumento a la gastronomía, un barrio plagado de bares y tabernas típicas en las que degustar unas buenas cañas con caracoles o cabrillas en tomate, o unos vinos con pescadito y caballas caleteras en alguna de las muchas terrazas del barrio.